Los Servicios Ecosistémicos son los aspectos de los ecosistemas que, activa o pasivamente, producen bienestar a los seres humanos. Incluyen la formación de suelos, la provisión de agua dulce, la producción de cultivos, la regulación del clima y las oportunidades de recreación.  
 
Los servicios ecosistémicos sostienen nuestra existencia. A pesar de ello, con frecuencia son poco valorados en nuestra vida cotidiana, así como en análisis económicos y en la toma de decisiones. Como consecuencia, muchos de estos servicios están en declive junto con la biodiversidad que los sustenta.  
 
La pérdida de la biodiversidad y el daño a los ecosistemas es cada vez mayor y está teniendo un impacto negativo sobre el sustento humano. La información sobre los servicios ecosistémicos puede ayudar a comunicarle a los tomadores de decisiones  el valor de la naturaleza en aras de revertir esta tendencia.  
 
 



Ecosistemas y biodiversidad

 
Es importante destacar la estrecha relación entre los ecosistemas y la biodiversidad, dado que aportan un gran número de servicios ecosistémicos. Los múltiples beneficios derivados de la biodiversidad se hacen palpables en el manejo y aprovechamiento de recursos forestales tanto maderables como no maderables o de unidades de manejo de vida silvestre. La biodiversidad se refiere al número, la abundancia relativa y la composición de genes, especies, comunidades o paisajes. Todos estos atributos de la biodiversidad son determinantes de la tasa, magnitud y dirección de los procesos ecosistémicos, y por lo tanto determinan la capacidad de los ecosistemas para brindar servicios a las poblaciones humanas (Balvanera y Cotler, 2009).    
 
De los ecosistemas se obtienen considerables satisfactores para el bienestar humano y el desarrollo económico, sin embargo, ha sido en muchos casos a costa de la degradación de servicios de los ecosistemas (soporte o base, provisión, regulación y cultural). Esto ha derivado en impactos negativos en el bienestar de las personas. Las sociedades humanas siempre han dependido de los servicios ecosistémicos, aunque es común que se subestimen o desconozcan por completo (Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica, 2010).

 
 
 

Clasificación de los Servicios Ecosistémicos


 
La clasificación de los servicios ecosistémicos utilizada es la que se encuentra en el informe de la Evaluación de los ecosistemas del milenio (2003) adaptado por Galán, Balvanera et al. (2012) y modificada por el Proyecto GEF- Mixteca.
 

Servicios de provisión


Productos obtenidos de los ecosistemas
– Agua – Alimentos derivados de la agricultura y ganadería – Madera y leña – Forrajes – Resina – Flora (Medicinal, comestible, ceremonial, etc.)
 

Servicios de regulación


Procesos ecosistémicos que regulan las condiciones en las que los humanos viven y se desarrollan
– Regulación de la calidad de agua – Regulación del clima – Polinización – Regulación de la fertilidad – Regulación de plagas y enfermedades – Regulación de la erosión
 

Servicios culturales


Experiencias y capacidades adquiridas derivadas de la interacción entre personas y ecosistemas
– Unión familiar – Unión con la comunidad – Lugares mágicos o sagrados – Identidad – Lengua – Conocimiento sobre la naturaleza – Arraigo
 

Servicios de soporte o sustento

 
Procesos ecosistémicos básicos que aseguran el funcionamiento adecuado y los flujos de servicios de los ecosistemas (necesarios para la provisión de todos los demás servicios)

– Formación de suelos – Ciclo del agua – Ciclo de nutrientes – Origen y mantenimiento de la biodiversidad – Producción primaria